SAEMinistries

Click here to edit subtitle

Un mensaje del director


Soy Jonathan Meza, el director de Ministerios Evangelísticos Hispano-Americanos (SAEM). Quisiera hacerles una exhortación al llamado que el Señor Señor ha puesto en nuestros corazones.


Estos tiempos de COVID-19 sin duda han sido un reto para nuestras vidas y han puesto a prueba nuestras finanzas. Como pocas veces en la historia, el mundo entero se encuentra viviendo la misma experiencia, pero muchos sienten esta experiencia mucho mas duro que otros. Sabemos que muchos sufren reducciones en sus trabajos, si no es que una pérdida total, tanto empresas internacionales como negocios pequeños enfrentan la realidad de quizás no sobrevivir esta epidemia. Todo esto puede pintar una imagen tenebrosa, pero como cristianos somos llenos de esperanza por las palabras del apóstol Pablo a los Corintios, “que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos”.


Estas palabras caracterizan la victoria que vive el cristiano día a día, una victoria que ha llevado, y llevara, a la Iglesia a sobrevivir y florecer. A través de la historia hemos vivido la fidelidad y misericordia de Dios sobre su pueblo y su Iglesia, y este tiempo no será diferente. Este tiempo en la historia no será más que uno mas de esos eventos en que la Iglesia dira ¡Eben-ezer! Es decir, hasta aquí nos ha traído Dios.


Hermano que lees este mensaje, nuestros hermanos de la Iglesia en el área de Cd. Juárez está viviendo este tiempo bajo condiciones criticas, habiendo perdido trabajos y seguridad económica. Muchos han clamado, llenos de esperanza, sabiendo que hay un pueblo (abundante y generoso) de Dios dispuestos para ayudar.


arriesgándome a hacer una pregunta necia te pregunto, ¿has sido bendecido por Dios? Seguramente la respuesta es un resonante ¡si! Para los que hemos sido bendecidos, es tiempo de actuar, se ha sonado el aviso y, con la certeza de recibir respuesta, esperamos la acción de la Iglesia. El apóstol Pablo nos recuerda cómo es que la iglesia debe actuar durante estos tiempos de necesidad en II Corintios 8:1-5.


Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;


Justo como la Iglesia del primer siglo contesto el llamado para ayudar a los de Jerusalén, así nosotros contestaremos el llamado para ayudar a los que hoy se encuentran en necesidad. Este es el legado que se nos ha dejado y será el legado que dejaremos, únete a esta causa #ParaLosSantos.


Antes de decir que si, primero te pedimos que ores con tu familia, congregación o ministerio y busquen la dirección del Señor. No es nuestro deseo impactar finanzas ya debilitadas ni buscamos remplazar a otros ministerios que han llegado a depender de su apoyo. Gracias por considerarnos.